Champagne rosado: De verguenza francesa a delicatessen

Historia del Champagne Rosé

Como sucede en muchos otros ámbitos de la vida, las modas y tendencias, pueden elevar un producto a lo más alto o hundirlo en la más absoluta de las miserias.

Fue en París, a mediados del siglo XIX, cuando se empezaron a ver las primeras botellas de champagne rosado. En aquel entonces, se consideraba champagne “defectuoso” o de muy baja calidad.

Campagne Lacombe Rosé

Lacombe Rosé

El motivo de infravalorar de esa manera el champagne, se debe a que el verdadero objetivo era la producción de un champagne con su típico color blanco pálido, sin embargo, en ocasiones, sucedía que el vino quedaba colorado en exceso, ya fuese por que las uvas (Pinot Noir o Pinot Meunier, ambas uvas tintas pero con pulpa blanca), estaban demasiado maduras o porque el contacto del mosto con sus hollejos, se prolongó más de la cuenta.

Normalmente ese vino era desechado y los responsables de tan imperdonable error, recriminados en el mejor de los casos. Sin embargo, algún avispado bodeguero pensó que merecía la pena intentar dar salida a aquel “vino defectuoso”.

La mejor opción era servirlo en locales más bien mediocres y en los que se bajaba la luz con el objetivo de que los clientes no se percataran del excesivo color rosado que mostraba el champagne.

No fue hasta principios del siglo XX, cuando el champagne rosé dejó de considerarse un vino defectuoso para convertirse en una variedad más de los prestigiosos vinos de la Champagne francesa.

Curiosamente, 100 años después, las más legendarias firmas de Champagne, muestran con orgullo sus complejos vinos rosados.

 

,

4 Responses to Champagne rosado: De verguenza francesa a delicatessen

  1. José Luis 11 septiembre 2009 at 8:55 #

    Hola:

    Tengo una duda con el champagne, y es que no se para que tipo de comidas está destinado, al igual que el vino blanco es para pescado y el tinto para carne, el champagne, para que tipo de comidas es?????, gracias.

  2. admin 11 septiembre 2009 at 13:38 #

    Hola Jose Luis,

    En principio el champagne marida muy bien con pescados y mariscos en general. Los aperitivos a base de embutidos, frutos secos o patés también son perfectos. Y por supuesto, a la hora del postre, combina muy bien con cualquier tipo de dulce.
    No obstante, para más información sobre maridaje, te recomiendo este post: http://www.saberdevino.com/maridaje-renovarse-o-morir

    Un saludo.

  3. Laura 22 agosto 2010 at 3:51 #

    Una consulta quiero servir champagne rosado en mi matrimonio que marca pueden recomendarme.

    Gracias

  4. Pilar 27 febrero 2014 at 21:58 #

    Es una elección muy glamurosa, querida.
    El champagne (como muchas cosas en la vida) dependen de tu presupuesto.
    Desde un modesto Mumm (35 €) hasta un Krug Brut Rosé(239 €) o un Dom Perignon Rosé 2002 (310 € y 98 puntos parker), tu verás.
    Una excelente relación calidad-precio: Billecart Salmon rosé (60 €) o un Laurent Perrier (68 €) vestirán tu mesa, tanto por su calidad como por su color asalmonado y excelente presentación.
    Felicidad.
    http://www.lechampagne.es

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto