Consejos básicos para conservar el vino en casa

Vinos

Tan importante como elaborar un buen vino, es conservarlo. Y en eso cualquier consumidor entra en el juego. Cuando te lleves de la tienda a casa tu botella de vino, has de cuidar ciertos aspectos para una correcta conservación del mismo.

Aunque los hemos comentado alguna otra vez en nuestras redes sociales y en el blog, nunca está de más recordar los consejos básicos, especialmente ahora que, seguro, atesoraremos muchos vinos en casa de cara a las cenas navideñas o incluso como regalo por las mismas fechas.

Lo primero que hay que saber es que los vinos se conservan mejor tumbados, y eso sirve también para los cavas o espumosos.

Respecto al tiempo de conservación, hay muchas variables. Pero podemos dar líneas generales. Los tintos jóvenes, rosados y blancos sin barrica pueden conservarse no más de un año. Los cavas, champagnes y espumosos nos aguantarán entre 2 y 3 años.

Por cierto, y ya que hablamos del tiempo, un vino jóven siempre será jóven aunque lo guardemos veinte años. Si no tienes una bodega o vinoteca en casa, cuida que tus vinos se conserven entre 14 y 16 grados, y que no haya muchas variaciones térmicas.

¿El corcho? Mejor natural, ya que permite que contacte la cantidad justa de oxígeno con el vino y se adapta a las irregularidades internas del cuello de botella.

Sin comentarios

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto