Los mejores tapones para conservar el vino

tapón-hermético-universal

Hoy comenzamos con una pregunta. ¿Alguna vez habéis abierto una botella de vino y no se ha terminado? Ya, sabemos que pocas veces ocurre, pero pasa, alguna vez pasa.

Y entonces seguramente nos venga a la cabeza una duda: ¿Cómo conservamos ahora este vino?

Beber un vino abierto mal conservado puede ser desagradable, por ello siempre debemos intentar que las propiedades del mismo queden intactas, para que catarlo al día siguiente sea como haberlo hecho nada más abierto.

Tendremos que cuidar bien que al vino no le de luz directa, alejarlo de las fuentes de calor, meterlo en la nevera o vinoteca y… muy importante, taparlo, para evitar que uno de los enemigos del vino, el oxígeno, haga acto de presencia. Por suerte, en el mercado existen no pocos tapones que nos ayudarán en esta tarea.

Por ejemplo, si estamos hablando de bebidas gaseosas o espirituosas, debemos optar por un tapón para espumosos, que hace que el gas se mantenga sin problemas en el interior de la botella. Los hay incluso con medidor de temperatura incorporado. También existen tapones herméticos universales que nos sacarán del apuro.

Este tipo de tapón no extrae el aire del interior de la botella, por lo que no es indicado para vinos no espirituosos.

Sin comentarios

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto