Monastrell, la variedad más mediterránea.

La variedad Monastrell tiene su “sede” en España, país donde más monastrell se produce en el mundo con más de 43.000 Hectáreas en cultivo y explotación localizándose en multitud de denominaciones de origen a lo largo de la costa mediterránea y el sur de la península.

La Monastrell, produce vinos tánicos, normalmente con graduaciones alcohólicas elevadas. Por otro lado la Garnacha es una variedad que combina muy bien con la variedad Monastrell, dotando a esta última de elegancia y estructura, por lo que es un coupage muy utilizado.

Así mismo la uva Monastrell es más que capaz de crear vinos de gran finura, incluso mezclándola con variedades más potentes, como la Syrah o Merlot.

Los racimos son cónicos y apretados, con granos de tamaño medio redondos, jugosos y azucarados.Las bayas son esféricas, pequeñas de color negro intenso, con bastante pruina, de piel gruesa rica en antocianos, con una pulpa muy carnosa, blanda, incolora y con poca cantidad de taninos.

El marco geográfico la zona de la DO. Jumilla tiene tierras ideales para el cultivo de esta variedad dando lugar a la obtención de vinos tintos de color rubí intenso, con tonos violetas, abundantes aromas frutales, franco en nariz, cálidos en boca, con una graduación media de entre 12 y 14 grados, habiéndoles reducido la oxidación para lograr unos buenos vinos jóvenes, crianzas o reservas.

Buenos exponentes de estos vinos son los elaborados por las bodegas Alceño, Bodegas Juan Gil y Bodegas Sierra Norte (este último de alicante)

, ,

Sin comentarios

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto