La botella de vino: El tamaño si que importa

Tipos de Botellas de Vino

Ya hemos hablado anteriormente en este blog sobre la importancia de la conservación del vino una vez que este ha salido de la bodega. Aparte de una buena vinoteca donde el vino pueda seguir evolucionando correctamente, debemos destacar dos factores del “envase”, uno es el corcho y otro la botella.

No debemos olvidar que el vino es un ser vivo y seguirá evolucionando en el interior de la botella hasta su momento óptimo de consumo. Dependiendo del tipo de vino y de la forma de almacenarlo, ese momento óptimo llegará antes o después. Una vez superemos ese punto, el vino empezará a perder cualidades…

Hoy en día, el vino se envasa mayoritariamente en botellas de vidrio, aunque existen otros materiales como bricks o latas especiales para vino, ninguno de estos es aconsejable para conservar el vino por largo tiempo. No obstante, la botella no se empezó a usar para envasar vino hasta el siglo XVII, ya que con anterioridad a ese periodo se empleaban otros materiales tales como ánforas de barro, tripas de animales o barriles de madera.

Hagamos un breve repaso por los más comunes tipos de botellas que encontramos en el mercado.

En cuanto a la forma, pueden ser:

  • Borgoña: El diseño más antiguo de las que se conocen. Toma su nombre de la región en la que se creó. Presenta los hombros en pendiente, lo que le confiere un aire estilizado.
  • Bordelesa: La más común de todas. Al ser cilíndrica, permite el almacenamiento de los vinos en posición horizontal sin ningún problema.
  • Rhin: Originaria de la zona del río Rin (Alemania). Su forma es muy estilizada gracias a su altura y hombros en caída.
  • Cava o Champagne: De hombros bajos y paredes muy gruesas, cuenta con una oquedad en su base para resistir mejor la presión de los vinos espumosos.
  • Jerezana: Muy similar a la bordelesa, es sin embargo una aportación española. Presenta un abombamiento en el cuello y un gollete en dos fases.

En cuanto al tamaño es importante saber que influye de manera considerable en el envejecimiento y conservación del vino. La evolución del vino es más lenta a medida que aumenta el tamaño de la botella. Tenemos:

  • Benjamín: 18 cl.
  • Tres octavos: 37 centilitros.
  • Tres cuartos: 75 centilitros. (la más común)
  • Magnum: 1,5 litros.
  • Jeroboam: 3 litros.
  • Imperial: 4 litros.
  • Rehoboam: 4,8 litros.
  • Mathusalem: 6,4 litros.
  • Salmanasar: 9,6 litros.
  • Baltasar: 12,8 litros.
  • Nabucodonosor: 16 litros.
  • Salomón: 18 litros.

El color de la botella, también tiene mucha importancia para proteger el vino de la acción solar. Los colores más empleados son el verde, azul o negro.

,

2 Responses to La botella de vino: El tamaño si que importa

  1. Flexitank BBL 11 junio 2012 at 10:13 #

    Interesante artículo sobre la importancia del tamaño de las botellas.
    Felicidades por el post.
    Técnico ComercialFlexintak

  2. arturo recalde 30 marzo 2014 at 3:36 #

    Porque los envases de vino tinto de buena calidad tienen el fondo de la botella mas profundo que el los vinos comunes

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto