Tipos de sacacorchos, ¿para qué tantos?

¿Para qué sirven tantos tipos de sacacorchos? Es una de tantas preguntas que se me vienen a la cabeza a menudo. Muchas de ellas no llegan a encontrar la respuesta nunca, pero mira tú por donde que esta me decidí a respondérmela, “por mi y por todos mis compañeros”, que en este caso sois vosotros.

Así que me dispuse a investigar, preguntar, probar, recopilar e incluso contacté con un experto en vino y protocolo que nos ayudase con tan arduo tema y no contento con ello, lo grabamos en video por aquello de que una imagen vale más que mil palabras.

 

Enseguida empecé a sacar las primeras conclusiones dignas del mejor de los investigadores: Todos los tipos de sacacorchos que encontré, ¡sirven para descorchar botellas! Hasta aquí parece bastante sencillo, pero entonces, ¿por qué existen tantos tipos de sacacorchos? ¡Será por sacacorchos! Y os puedo asegurar que me dejo unos cuantos para no aburriros más si cabe.

 

Pues lo cierto, es que el objetivo de todos los sacacorchos es el mismo, pero tal y como nos explica Julián Jimenez, Director de las Salas de Cata Popy Wine, una cosa es el fondo y otra muy diferente, las formas.

 

2 opiniones en “Tipos de sacacorchos, ¿para qué tantos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de Seguridad: