Ya se sabe por qué el vino y el queso se complementan tan bien

Un nuevo estudio científico ha demostrado que el placer de beber vino aumenta cuando se come con queso. El estudio ha sido publicado en la edición de octubre de la revista Journal of Food Science y ha utilizado un nuevo método de evaluación sensorial.

cheese-and-wine-planner

 

El estudio se realizó en el Centro para el Sabor y Comportamiento Alimentario de Francia con consumidores de vino y queso de la ciudad de Dijon. Los sujetos evaluaron cuatro vinos (Pacherenc, Sancerre, Bourgogne y Madiran) utilizando un nuevo método de evaluación sensorial desarrollado por los investigadores para mostrar cómo la percepción y el gusto del vino cambian después de la ingesta de queso durante varios sorbos. A los sujetos se les dio una lista de sensaciones que utilizaron para indicar lo que llamó su atención.

 

Una vez que los vinos fueron evaluados inicialmente, la tarea se repitió, pero con un pedazo de queso comido entre los sorbos. Cuatro quesos diferentes (Epoisses, Comté, Roquefort, Crottin de Chavignol) fueron probados en diferentes sesiones con cada vino.

 

Los resultados mostraron que ninguno de los cuatro quesos incluidos en el estudio tuvo un impacto negativo en la preferencia del vino. El gusto por cada vino se incrementó o se mantuvo igual después de la ingesta de queso.

 

“Gracias a nuestra investigación aprendimos que la duración de la percepción de astringencia de un determinado vino podría reducirse después de tener queso y que los cuatro quesos evaluados tuvieron el mismo efecto. En resumen, al tener un plato de quesos variados, el vino probablemente sabrá mejor sin importar cuál escoja “, explicó la autora principal, Mara V.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de Seguridad: