¿Qué vino debemos beber en las comilonas de Navidad?

Dentro de pocos días estaremos todos inmersos en comilonas de navidad de esas que nos dejan llenos para varios días y hacen que comencemos el año nuevo apuntándonos al gimnasio. Seguro que a estas alturas ya tendréis más o menos pensado el menú que disfrutaréis en Nochebuena o Nochevieja. Pero… ¿Habéis pensado ya en el vino perfecto para esta importante y familiar cena?.

Mesa navideña

Para empezar os diremos que los vinos blancos, al ser más ligeros y secos que los tintos, son los ideales para los aperitivos o los primeros platos, que generalmente son menos copiosos que los segundos.

En el momento de empezar con los platos más abundantes es cuando debemos empezar a pensar en los vinos tintos, que serán perfectos desde ese momento hasta el final de la cena o de la noche.

De todos modos, más allá de lo que diga la «norma», hay algo que está por encima de todo: El vino no puede tapar el sabor del plato, ni viceversa, sino que han de ser complementarios, y en esto deberás hacer una reflexión previa cuando sepas lo que vas a cocinar y su sabor. Es por ello que aquí entran en juego las normas de maridaje que poco a poco te vamos explicando, aunque sí te decimos un pequeño truco: si tu plato principal lleva muchas especias o salsa, es decir, que tiene un sabor muy intenso, mejor escoger un vino tino con cuerpo, que aguantará bien como complemento a ese fuerte sabor.

Por supuesto, no debemos olvidar el Champagne o Cava para el siempre presente brindis navideños. Y es que los vinos espumosos son un básico en todo hogar para estas celebraciones. ¿Cuál es la diferencia entre ellos? Te remitimos a un anterior post donde tratamos de dar respuesta a esta duda.

Por cierto, a la hora de elegir el vino, es también muy importante la elección de la copa, que debe ser incolora para que podamos apreciar su color, y tener pie para que no se transmita el calor de la mesa. Y como ya te hemos contado en alguna ocasión, la boca debe ser ligeramente cerrada para favorecer la concentración de los aromas, pero lo suficientemente amplia para que podamos introducir la nariz por completo en su interior.

Sin comentarios

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto