Cultura y placer de la cerveza

Cata de Cervezas en De blanco a Tinto

El nuevo movimiento “Craft” que nació en los 80 en EEUU, ha llegado a España hace pocos años, pero ha supuesto una revolución en el perfil y apreciación de nuestras cervezas situándolas en el mapa, ya no tanto como una bebida refrescante sin más, sino como una bebida de tragos serios y gastronómicos.

La tarde del pasado viernes 14 de noviembre la dedicamos a descubrir la cultura moderna de la cerveza en una experiencia dirigida por el formador y periodista Luis Vida.

Luis Vida en De Blanco a Tinto

Las tres horas que duró la actividad tomaron la forma de un taller audiovisual, en el que fuimos descubriendo las distintas materias con las que se elabora la cerveza y catando siete cervezas (más un mosto) de estilos muy diferentes, siempre en parejas de dos para contrastar. Empezamos probando el “mosto” de cereal para pasar luego a comparar distintas maltas, dos tipos de agua (blanda y dura) y los aromas de los lúpulos, que Luis Vida trajo tanto en flor como en unas esencias.

Las cervezas que se cataron en este curso de introducción a la cerveza fueron:

En la primera experiencia se comparó un mosto cervecero con una cerveza blanca, Senador Volstead. En segundo lugar, las “blancas” (de trigo) Erdinger en contraste con las negras (estilo Porter) Arriaca Porter. Después tuvimos una pareja de lager (de baja fermentación) La Virgen Lager y una Ale (alta fermentación) Samuel Smith´s Nut Brown Ale y, por último, dos grandes ejemplos de las cervezas sabrosas y potentes que gustan hoy, en su visión más tradicional y en la más moderna: una IPA exótica y amarga Medina Galaxy IPA, y una clásica trapense belga Westmalle Dubble.

Además, tuvimos la ocasión de hacer con ellas una pequeña experiencia de maridaje con queso curado navarro D.O. Roncal, de leche cruda de oveja, y con paté de perdiz, que demostró que estas cervezas son buenas compañeras de la gastronomía.

Curso de cervezas en De Blanco a Tinto

Luis Vida en un curso de cervezas

El recorrido de cata fue también muy útil para entender las diferentes cervezas en función de su origen y su historia: Porter en el Londres del siglo XVIII, Trapenses belgas de monasterio que vienen de la “Belle Époque”, Lager de estilo centroeuropeo, nacidas en la República Checa en torno a 1840, modernas IPA de formato norteamericano, creadas en los años 80… El alto nivel al que está llegando la elaboración en nuestro país permitió que la mitad de las cervezas fuesen nacionales.

A continuación unas notas de cata de las siete cervezas catadas fueron:

Una cerveza española que no da mucha información en la etiqueta, pero que se encuadra en un estilo ale tipo belga y que, además de malta, incluye una proporción de trigo. Paladar equilibrado, fresco y sabroso que nos sirvió como perfecto punto de partida.

Un clásico de Munich: Una cerveza ligera, muy refrescante y perfumada, amable y poco amarga, con recuerdos de plátano y clavo, que sorprendió y gustó.

ARRIACA IMPERIAL PORTER

Nueva fábrica de Guadalajar,a que ha empezado con fuerza. Esta porter mantiene todo el clasicismo de sus antepasadas londinenses, con un color negro intenso, un paladar cremoso de tofee y moka y un bonito panorama de confituras rojas escondido en su corazón tostado.

LA VIRGEN MADRID LAGER

Una rubia madrileña fresca pero consistente, con los recuerdos de malta –pan, galleta- propios del estilo y un extra de lúpulo herbal que aporta un suave amargor y un toque cítrico.

Desde Tadcaster, en Yorkshire (UK) nos llega esta delicia tradicional, con un color marrón castaño, una nariz intensa de frutos secos –nuez, avellana- y repostería inglesa –plum cake, mermelada de naranja, tarta de manzana- en un paladar elegante y sabroso. Sorprendió su clasicismo.

Seguimos nuestro recorrido por las cervezas de proximidad con esta interesante toledana, de perfil moderno e internacional: gran equilibrio e intensidad con predominio de las notas amargas bien integradas y un perfume exótico de uva fresca, menta y guayaba. Gustó mucho y se entendió a la perfección con el sabroso queso del Roncal.

WESTMALLE DUBBEL

Nada mejor para cerrar que este clásico absoluto: una doble belga con su color castaño cobrizo y un perfume complejo de frutas pasas, confituras, miel oscura, especias (enebro) y mucha malta. Sorprendió su paladar seco, sabroso y elegantemente balanceado. E hizo un gran papel en el maridaje con el paté de perdiz.

Medina Galaxy IPA

Aprender de cervezas en De Blanco a Tinto

Cervezas artesanas De Blanco a Tinto

En definitiva, un fantástico Curso de Introducción al mundo de la Cerveza, donde pasamos tres horas tremendamente amenas, aprendimos multitud de conceptos relacionados con el mundo de la cerveza y disfrutamos de 7 excelentes cervezas de estilos muy marcados y diferentes. Queremos por supuesto agradecer a Luis Vida por su magistral clase y a todos los asistentes por crear un ambiente tan estupendo. En breve, organizaremos un nuevo curso de cervezas, al que quizás quieras asistir…

2 Responses to Cultura y placer de la cerveza

  1. Luis Fernando Heras Portillo 8 enero 2015 at 8:31 #

    Sin duda, no solo en España el movimiento craft es un boom.
    En México, se ha abierto mucho debido a que las principales cerveceras, monopolios tradicionales, fueron compradas por empresas foraneas. Dando paso a que nuevos empresarios Mexicanos invirtieran en cerveza.

    Me han dado ganas de escribir un árticulo sobre eso. Les pondré la liga cuando termine.

  2. Luis Fernando Heras Portillo 8 enero 2015 at 8:47 #

    Les paso la liga del artículo que escribí explicando un poco la realidad de la cerveza artesanal en México

    https://medium.com/@LuisFernandoHerasPortillo/la-cerveza-artesanal-en-mexico-3eb874d6578c

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto