Glögg, el vino caliente más tradicional

El vino caliente o Glögg, tiene su origen en los países nórdicos, concretamente en Suecia, pero hoy en día está muy extendido en la mayoría de los países del centro de Europa. Podéis estar tranquilos, que hoy no vamos a volver a hablar de la elevada temperatura a la que se sirven los vinos en muchos bares y restaurantes, ni tampoco es la antítesis del vino de hielo.

vino_glögg

De lo que vamos a hablar hoy es de un vino/cocktail muy tradicional en los meses de invierno, especialmente en Navidad. Yo particularmente he tenido la suerte de beberlo en un par de ocasiones en los mercados navideños de París y Manchester. Es en estos ambientes, el Glögg es especialmente apreciado y nos ayuda no sólo a entrar en calor, sino a contagiarnos del bonito ambiente navideño que se respira en estos mercados.

La preparación del vino caliente o Glögg es bien sencilla. Primero hay que calentar el vino tinto en una olla, sin que éste llegue a hervir, ya que de otra manera el alcohol se evaporaría. A continuación, cortar dos naranjas y dos pomelos por la mitad, destinando la mitad a zumo y la otra mitad para trocear. Añadir el zumo y los trozos de fruta a la olla. Añadir también 5 cucharaditas de azúcar, canela y aroma de vainilla.

Remover todo y cocer a fuego lento durante una hora. Lo ideal después, sería dejar macerar la fruta en un recipiente durante toda la noche y volver a calentar al día siguiente justo antes de servir, pero también es posible servir en el mismo día.
Ya tenemos el Glögg preparado.

Un magnífico reconstituyente especialmente indicado para los gélidos días en entornos de montaña, después de una jornada de sky o una exigente ruta de senderismo.

2 Responses to Glögg, el vino caliente más tradicional

  1. silvia 16 noviembre 2009 at 13:52 #

    ya habia oido hablar de ello, pero no sabia como se preparabe , ni tampoco lo he probado. Estas navidades hago propósito de enmienda y lo preparo y lo pruebo.

  2. La-hora.org 23 noviembre 2009 at 11:38 #

    En Alemania existe la variedad de Glühwein. Este vino caliente especiado se encuentra en cualquier mercado navideno y ayuda a aguantar un buen rato a la intemperie. Últimamente lo están comercializando en muchos supermercados -algo parecido a los bricks de sangría-, sólo hace falta calentarlo en casa y listo. Obviamente, el sabor no se puede comparar, pero para una primera aproximación no está mal!

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto