La relación del vino con el amor y el sexo

Se acerca San Valentín y cada vez son más las personas que celebran esta fecha en torno a un buen vino.

Y es que el vino está más relacionado con el amor, y el sexo, de lo que pensamos. Hoy os acercamos a la relación que existe entre estos tres placeres de la vida.

 

Vino y amor

La historia está llena de simbolismos acerca de la estrecha relación entre vino y amor. Ya lo dijo Eurípides, «Donde no hay vino no hay amor», y Ovidio, hablando de esas célebres bacanales romanas (Ay Baco, o Dionisos, dios del vino y el frenesí…), decía que «con amor, el vino es fuego».

Por ejemplo, en el Antiguo Testamento, la vid era un símbolo de fertilidad y el Arcipreste de Hita, en «El Libro del Buen Amor», relata la inseperable unión entre Baco y Venus, la diosa del amor.

Pero es que además, el vino tiene mucho que ver con el sexo, y aporta importantes beneficios. El vino es para los hombres un vasodilatador que permite la llegada a la sangre a todo el cuerpo, y eso mejora la erección, como explica la sexóloga Carmen Canterla en el diario huelva24.com.

¿Y a las mujeres? A vosotras os ayuda a potenciar la secreción de estrógenos, algo que favorece el apetito sexual y aumenta la lubricación vaginal y excitación.

3 Responses to La relación del vino con el amor y el sexo

  1. Enotenerife 28 enero 2014 at 8:58 #

    Es el maridaje perfecto.

  2. Rafael 13 febrero 2014 at 1:56 #

    Sin duda, el maridaje perfecto. Mejor un vino joven que un crianza…

  3. Pablo Piñon 21 febrero 2014 at 23:50 #

    Yo personalmente no cocibiria una cena romantica con agua. Y en cuanto al sexo, el vino con moderación, una pasada de vueltas te puede dar una mala pasada.

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto