Os presentamos la botella de vino más antigua del mundo

Ya sabéis eso que dicen de que el vino, cuanto más viejo, mejor está. Si nos tomamos al pie de la letra esto, en este post os vamos a hablar del mejor vino del mundo.

La botella de vino más antigua

En 1867 se encontró, en la tumba de un noble romano, una botella de vino. La cosa es que ha sido guardada desde entonces, y es una de las reliquias que pueden verse en el Museo Histórico de Pfalz, en Alemania. Según los estudios, la botella tiene 1600 años.

Eso sí, quizás en este caso no se cumpla el refrán, porque algunos químicos han considerado que el paso del tiempo (¡Tanto tiempo!), podría haber hecho que el líquido blanco que se ve en su interior se haya convertido en venenoso.

La botella es de cristal y se conserva sellada con cera. Y nadie se atreve a abrirla, porque se cree que tras estar cerrada tanto tiempo, no soportaría el impacto del aire si se abriera

Y probablemente el vino se haya convertido en vinagre. Como véis en la foto, el aspecto muy bueno no es.

En realidad, y retomando el refrán, no todos los vinos mejorar con el paso del tiempo.

Cada líquido tiene su momento óptimo para ser consumido. Así, los vinos jóvenes pueden aguantar en la botella entre 3 y 5 años, mientras que los reservas podrían soportar decenas de años.

Pero claro, no hablamos de decenas, hablamos de 1600 años, un período de tiempo demasiado largo en el que el vino ya ha pasado por su período de senescencia, que no es otra cosa que el mayor nivel de calidad del líquido que viene seguido por un paulatino descenso en su calidad.

En todo caso, no dudamos que este vino y esta botella debieron ser de calidad y muy especiales. Si ha aguantado tanto tiempo, es que algo bueno tenía. Por lo pronto ya es una joya de museo, y eso no es poca cosa.

Sin comentarios

Deja un comentario

Creado por: @DeBlancoaTinto